El borracho saca sus propias conclusiones.

11 Abr

-Todas estas cosas había una vez cuando yo soñaba el mundo al revés- Así dice una canción infantil que transmitía la televisión cuando era niño. Al parecer fue profética, solo con cambiar las ultimas palabras pudiese describir la vivencia cotidiana. Recoger la leche en la bodega es una odisea no solo por las colas, también llega tarde o solo para los niños y no para los que tiene dieta. Tienes dinero para comprar un producto y no lo hay, si lo encuentras ya gastaste el dinero en otra cosa que necesitabas. Esta semana que recién culmina llegó a La Salud una visita gubernamental de niveles superiores. El pan normado estuvo menos malo que de costumbre; en la tienda de los “alacranes” aparecieron los pomos de refresco que estuvieron largo tiempo extintos; ni las guaguas fallaron, hasta el viaje de la 9:30 am para Santiago de Las Vegas lo dieron, solamente por una situación extraordinaria suele entrar en ese horario la guagua. Desconozco las conclusiones, pero seguramente fueron que todo o casi todo está bien, aunque para ello deben cerrar los ojos y olvidar algunos comentarios de saludeños sinceros, que según rumoran, plantearon a la visita un rosario de problemas. En el preuniversitario, frente al parque, dicen que los alumnos preguntaron porque desapareció “El Saludeño”; con eso me conmoví, evidentemente esa publicación penetró hasta en el alma de los más jóvenes. Sobre la visita un borracho en la calle balbuceó: ¿y para que sirve?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: