Fugaz encuentro con Virgilio

Con mi grupo Teatro Nómada estoy creando una puesta en escena a partir de dos cuentos de Virgilio Piñera. Esta propuesta no tiene nada que ver con la hipocresía vivenciada el año pasado, cuando conmemoraron su centenario después que en vida y hasta hace muy poco fue aplastado y excluido por la destrucción cultural. Mi primer encuentro con la literatura de Virgilio no fue causal; en una edición de la década del sesenta o setenta ya había leído su teatro, mientras estudiaba en la escuela de instructores de arte en San Antonio de los Baños. Para mis exámenes finales de primer año decidí dirigir una escena de Aire Frío, texto que la mayoría de los críticos en Cuba califican como su obra maestra, yo sin menospreciarla ni reducir su majestuosidad prefiero otras. Sin dudas la que más me hace vibrar es, Las escapatorias de Laura y Oscar o de lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso. Este texto posee una gran complejidad quizás por eso casi ni la mencionan los pocos estudios sobre la obra virgiliana. En esta ocasión estoy trabajando con dos de sus cuentos, “El que vino a salvarme” y “El enemigo”, una propuesta para espacios flexibles que busca mayor comunicación con el espectador, ofreciéndole protagonismo dentro de la puesta en escena y continuando la irreverencia que ha caracterizado el acto creativo en mi joven trayectoria; buscando no repetir reglas sino encontrar esencias virtuosas. Posiblemente logre incluir algunas proyecciones y tengo garantizada la música en vivo. No obstante como es costumbre de seguro tendré los inconvenientes habituales y ciertas aberraciones características de los quistes culturales, seguramente obstruyendo o atacando como resultado de sus incongruencias.
Lo confieso: cuanto más penetro la obra de Virgilio más se clarifica en mi lo que es una literatura de excelencia, marginada por la ignominia; aprovechada por los oportunistas después que ese cubanito desgarbado falleció, pero no importa, aunque creyeron sepultarlo, contra todo presagio Virgilio resucitó del oscurantismo donde intentaron sepultar su obra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fugaz encuentro con Virgilio

  1. Fugaz y eterno encuentro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s