Desbaratando el futuro de todos.

25 Abr

Los jóvenes tenemos desafíos inmensos, los de ciertas naciones latinoamericanas en especial. A nombre de una falsa igualdad, de supuestos equilibrios que únicamente llegan a los miembros de una piña ideológica, el futuro de las nuevas generaciones está en peligro; sin contar a los que además tenemos perdido el presente. Que pena siento ante el mundo cuando debo afirmar que una hora de acceso a Internet me cuesta 10 c.u.c y mi salario son 13 c.u.c; todo eso con una conectividad complicada, lenta y para mi inaccesible. Súmale también el costo de trasladarse hacia los reducidos lugares que te ofrezcan el servicio en la capital, porque en provincia a un ciudadano común le es imposible. Ciertamente, no solo los jóvenes tenemos un desafío grande ante nosotros, sino todos los latinos que aman la libertad. Cuidado no vuelvan a caer, como cierta generación cubana, en la trampa y los cantos de sirenas de algunos que aspiran solamente a permanecer en las alturas. Pobres quienes no se percaten cuando estén confiscándole lo más preciado del ser humano: su dignidad; mientras se les presentan como salvadores de los pobres, Mesías iluminados, honestos y humildes o sacrificados servidores que pretenden sanar su tierra. Mentiras, mentiras y mentiras, todas mentiras. Detrás de ello solo queda la destrucción. Los lamentos posteriores no harán que páginas tristes en su historia se borren. El que tenga oídos que oiga y quién tenga ojos que vea, una amenaza grave recorre la región. Retroceder otra vez al absolutismo en aquellos lugares que habían salido del, es lamentable y duele a quién tenga un poco de sensibilidad. Preocúpense profundamente cuando un gobernante define a sus oponentes como enemigos de toda la nación y malévolas o desestabilizadoras las críticas a sus incompetencias. La crítica es crítica y punto, quién no desee recibirla que no haga vida pública. Nadie puede estar en el poder ilimitadamente, pues el poder sin límites corrompe hasta los más puros. Duele que te pateen el trasero pero es aún más doloroso, cuando te dan la patada y no tienes derecho a gritar. Como dirían los abuelos: la mala hierba se corta de raíz. Vivir en paz no consiste solamente en no padecer los nefastos efectos de la violencia en cualquiera de sus expresiones. Ningún individuo puede vivir en paz sino tiene libertad. Cambien cuanto esté mal, pero nunca se cieguen, no hay felicidad o bienestar verdadero y perdurable sin libertad.

Anuncios

Una respuesta to “Desbaratando el futuro de todos.”

  1. Xoán C. Laxe mayo 3, 2013 a 12:29 pm #

    Desde el otro lado del océano aporto un dato. En estos momentos la tasa de paro juvenil en España es del 57%. El resto del artículo se puede extrapolar… ¿Como dos realidades tan diferentes en principio pueden llegar a tocarse? La alienación, el aislamiento de los jóvenes en mi país no viene, a diferencia del caso comentado, de cosas como la dificultad del acceso a fuentes de información. En este caso está motivado por la omnipresencia de las mismas: todo el mundo accede a internet, pero internet tiene otra vertiente también peligrosa. es un mundo en si mismo, en donde la verdad y la mentira se confunden. completamente de acuerdo en lo referente a la libertad… pero añado… para saber usar la libertad hace falta educación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: