Petro en el monstruo

-¿A donde fue de visita?-. Con esa pregunta reaccionan al enterarse que Petro estará en el “monstruo” por tres meses. Tiempos atrás fue uno de los que lanzó huevos, incluso a sus propios vecinos cuando según el criterio oficial “emigraban por razones económicas”. Tantas vueltas que da la vida, ahora está en la misma ciudad donde viven esos vecinos. Se han encontrado allí, envía fotos en fiestas hogareñas juntos.

No deja de resultar llamativo que esté visitando el único lugar, que en coherencia con su lógica politiquera, sería al que jamás iría: los EEUU. Todos los correos electrónicos que envía son inmensos, contando su asombro, los viajes que hace.

Ahora no se acuerda de a cuantos conciudadanos amenaza cuando se expresan, se olvida de su “militancia”, es incoherente con todo su pregón “populistoide”; pero no deja de ser alentador, está recibiendo una lección de verdad y convivencia civilizada de criterios, donde lo normal es que sean opuestos y por ello quienes los emiten no son el “enemigo”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s