Fíchenla

29 Jun

Fíchenla, si pueden, es la última propuesta del grupo Argos Teatro. Una versión de su director Carlos Celdrán con una propuesta escénica de excelencia, como ya tiene acostumbrado a los espectadores.

 

Mis aplausos indudablemente se los roba Yuliet Cruz, en su interpretación de la ramera. Aunque con una estética que ronda lo televisivo no deja de impresionar la sinceridad y construcción que propone en la escena. ! Bravo Yuliet! Esta flaca sensual, logra transiciones clarísimas, asume una puta alejada del cliché; es una muchacha que goza acostándose con los tipos y encima se satisface por la remuneración que recibe. Pasa desde la ignorancia, a veces ingenuidad, hasta la plena conciencia de que la han embarcado; está nuevamente enredada entre un mundo policial corrupto hasta el tuétano, manipulada por los mismos discursos de politiqueros podridos, hábiles a la hora de manipular las mentes de individuos indefensos quienes permanecen ocupados en satisfacer sus necesidades primarias y no en la podredumbre del poder. No por gusto, durante la función, en una de las escenas el público interrumpió para aplaudirla.

 

En un principio me incomoda la proximidad a un set televisivo en la construcción del espacio escénico, no obstante después pasa ante mí inadvertido; aunque en lo concerniente  a la propuesta escenográfica, no dejo de sentir muchísimo semejanza a la realización de un tele play. Prefiero menos copia fiel de la realidad.

 

Existe desequilibrio actoral, un Freddy que sobre actúa en determinados momentos, se percibe disperso y no porque sea una propuesta de su trabajo actoral. Es un actor en ascenso y sería imprescindible que logre descontaminarse de trabajos anteriores. Waldo Franco ni más ni menos, exactamente cumple con el rol que le compete. En el resto del elenco la fragilidad actoral es evidente; el diputado, el negro, el muchacho que trabaja con la policía, aunque caminan falta, les falta demasiado, más de lo aceptable.

 

Valió la pena pagar la guagua, desde La Salud hasta la sede en 20 de mayo y Allestarán. Créanme que puede ser una travesía titánica; por suerte agrupaciones como estas, junto a Teatro El Público y algunas más, mantienen al teatro salvándose de algo que no pinta bueno. Gracias por mantener el teatro saludable. ¡Por favor, no se vayan!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: