Nosotros los Homo sapiens.

30 Jun

Socializar la dignidad y preservar los principios nobles de cualquier ser humano, no resulta una determinación fácil ante la ruina espiritual de quienes habitan un entorno caracterizado por la simulación, perdida de la nobleza y donde germinan los peores instintos.

La “masa” es un término despectivo para calificar la ausencia de razonamiento en los individuos cuando son arrastrados hacia su propia esclavitud. Agrupados por impulsos comúnmente salvajes, admiten ser explotados con estrategias crueles sustentadas en la aniquilación del individuo como ser social. Agobiados por el extremismo cavernícola que emerge mediante las arengas de la manipulación ideológica tradicionalmente ligadas a intereses personalistas, la gente penetra en un letargo donde envilecen los valores que marcan al género humano como ejemplo de vida inteligente.

Algo favorece la autodestrucción del individuo; las razones son diversas, se mezclan ignorancia y exterminio moral, pues nada justifica aplaudir el desastre que constituye aplastar la sensibilidad, atropellar el conocimiento y tergiversar la prudencia o precaución con el silencio o indiferencia, ello significa cuando menos complicidad ante la injusticia.

Entonces quizás un amigo de profunda sabiduría popular tenga razón cuando suele decir: desgraciadamente soy un Homo sapiens, si no me comportara como tal fuese feliz, comería, dormiría y tuviese sexo sin importarme nada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: