La “tipa” sin bar.

10 Ago

En ella la nicotina huele distinta. Mientras enciende el cigarro y lo lleva a sus labios, más de una vagina se humedece y las erecciones de cada pene circundante son habituales. Su voz es calmada, destella paz; contagia con la suavidad del gesto. Ha veces da miedo pronunciar su nombre. Obsérvala y te quedas perplejo. Es una tipa sin espacio para dudar, ni tiempo para pedir perdón. Quizás el color de sus ojos, a veces también los labios, te contaminan desbordando la estupidez en ti. Es una mujer que no se sienta en cualquier banco del parque. La saturan los suspiros de cada “pez” aburrido. No se de qué barrio apareció, aunque parece de ciudad. Nadie entiende como se atreve a continuar con tanto silencio. El verbo le da náuseas. Nunca  borraría la luna que de niña dibujo en el baño. Desde entonces la aplauden sin mover las manos. A chorros emergen los sonidos de su alma, mezclados con el sudor, para disimular el llanto. La angustia apagó su voz. Sin embargo bromea sobre su suerte con absoluta calma. ¿Esa mujer quién carajo es?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: