Entrevista a Petro, el habitante del reino donde existe una dinastía (primera parte)

14 Ago

¿Petro a qué llamas dinastía?

No soy yo quien otorga ese calificativo, así se nombra a un poder ilegítimo porque no ha surgido de la voluntad popular expresada mediante las urnas, durante procesos transparentes e imparciales, en elecciones pluripartidistas donde los ciudadanos ejerzan del voto libre directo y secreto. Con ese calificativo se nombra también al poder que pretende ser perpetuo, impone la sucesión y evita la transición.

¿Petro, tienes sueños?

¿Quién no los tiene? Los míos son sencillos, sueño con disfrutar del bienestar, la libertad y los derechos que me corresponden por pertenecer a la especie humana. Los habitantes del reino no hemos sufrido ninguna mutación genética que nos enrarezca, por consiguiente tenemos derecho a todos los derechos, como cualquier otro individuo del mundo.

¿Deseas irte al igual que la mayoría de los habitantes del reino?

Puede sonar como un disparate, pero no quiero mentir: ¡no deseo irme, quiero quedarme aquí! Lo que deseo fervientemente es que no exista dinastía de ningún tipo, de ningún color. Nuestra tierra pertenece a todos sus habitantes, no es propiedad privada de la dinastía: un grupito enquistado en el poder.

¿Cuáles son tus mayores problemas?

¿Para qué recitarlo? Aspiro a ser propietario de una vivienda, cobrar un salario que cubra mis necesidades, y que satisfacer esas necesidades primarias no sea un lujo. Los habitantes del reino tenemos un problema y de ese emana el resto, porque es la causa de cada uno ¿Cuál es? La existencia de una dinastía y su sistema que no solo es obsoleto y un fracaso, significa también la destrucción de nuestra tierra, la cortina de hierro que obstruye nuestra ascensión a la libertad, prosperidad y bienestar.

¿Petro vislumbras solución?

¡Por supuesto! Estoy convencido plenamente de que hay solución. De considerar lo contrario, ¿crees qué no hubiese huido del reino, aunque corriese el riesgo de naufragar como tantos otros? Tengo absoluta fe en los habitantes del reino. En cuestiones como esta no basta con el árbol seco y que la fruta se pudra, hay que empujarla. Quiero empujar yo también, eso me alivia el alma.

¿Petro, qué es lo que más te gusta de las mujeres?

Ah…. las tetas. Soy fanático a las mujeres “pechugonas”, que no se rasuren y tengan el pubis cargado de pelo. Provengo de la vieja guardia. ¿Te da asco? ¿Tú no serás maricón? No sientas vergüenza, yo tengo un primo “pajarito” qué es candela. Por cierto, es mi primo preferido.

(Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: