Carta de Petro al “innombrable”

17 Ago

El bufón del odio está en el sitio que la historia le ha reservado: el basurero. Absorbido por la intrascendencia, carcomido por el mismo dolor que provocó. El payaso del terror, el hombre que nunca amó, está siendo doblegado y sumido en la peor tribulación: la senilidad, los disparates, el delirio de grandeza frustrada. No le permiten asomarse al escenario del circo, el bufón ya es un adefesio y la gente se burla. La gente se ríe, porque con la desaparición del bufón ven agrietarse la cortina de hierro. Demasiado horror provocó ese bufón, cuyo nombre es impronunciable. ¡Dios sabrá qué hacer contigo cabrón!

Ahí estás. ¿En el sitio qué te mereces?, aplastado por la verdad que aniquilaste, repudiado por todos los individuos decentes. Nadie medianamente sensato quiere aparecer en el futuro en una imagen al lado tuyo. Quisiste marchitar a todos, pero no pudiste borrar la fe, matar las esperanzas, quebrantar los deseos, sostener el miedo, ahuyentar la osadía, silenciar a todos. No puedes trascender porque eres incapaz de comprender la esencia humana, constituyes la personificación del odio. ¿Has querido a alguien? Das pena. Ahí estás sepultado por tu magna obra: la destrucción de tu prójimo, la angustia sembrada en cada rincón de tu casa natal. ¿Cómo se puede traicionar a tanta gente? ¿Cómo se puede albergar tanto odio durante tanto tiempo? ¿Cómo se puede dormir con tantas víctimas en tus espaldas? ¿Cómo se puede destruir tantas cosas? Has sido un genio para crear dolor y sufrimiento.

Ahí estás, observando como se te acaban los días, si es que aún puedes darte cuenta que existes. Prepara el adiós, suéñalo, imagina todo, porque te tengo una noticia: nadie te llorará de verdad, podrán llorar muchos, pero serán lágrimas fingidas, gracias a ti han aprendido a fingir hasta el dolor. Usted les enseñó a vivir en la mentira, de la mentira, por la mentira, para la mentira y a morir en ella. Provocas indigestión, nadie te llorará de verdad. Muchos destaparán la botella que tienen guardada para festejar tu adiós. ¡Hace tantos años que dejaste de ser humano y te convertiste en una bestia! No posees el personaje antagónico, sería otorgarte demasiada relevancia.

Tu vida ha sido penosa ¿Acaso has vivido? ¿Tuviste tiempo de vivir mientras te las ingeniabas para desgraciar la vida de otros? ¿Serías lo suficiente hombre como para arrepentirte de algo? Ni siquiera eres capaz de hacer eso. Tu adiós será por la puerta trasera y ocultando la verdad como siempre, no puedes adherirte a ella. Revisa tu vida idiota. ¿Qué hiciste? ¡Responde!. ¿Qué lograste? Tienes la eternidad para provocar asco en todos, pero poco tiempo para que alguien te recuerde. Después de tu sepultura, cuando pronuncien tu nombre nadie sabrá quién eres, del mal no se habla. Servirás de ejemplo para personificar todo lo que un humano nunca debe ser, ni hacer. Debo decirte que también yo sacaré el colcho de la botella para brindar, y observaré como se hunde el progenitor de la destrucción. Te diré adiós y oraré para que tu alma no dañe el purgatorio. Eres un fenómeno,  un grave fallo de la naturaleza. En ti depositaron y concentraron toda la información genética del terror. Ya ni erecciones tienes, los demás si, siempre nos mantenemos erectos. Rata de alcantarilla, te ha faltado valor para dar la cara y situarte frente a frente, porque tienes miedo. Ahí estás, en el lugar que perteneces: la cloaca de la historia. Que Dios te bendiga, seguramente él te perdonará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: