Dignificar la política exterior cubana

29 Jun

(Algunas propuestas para  dignificar la política exterior de la patria)

 

1- Establecer un compromiso responsable en la lucha contra el narcotráfico, crimen organizado, tráfico ilegal de personas y el terrorismo internacional. Ese compromiso debe comenzar por públicamente calificar como terrorista a la banda vasca ETA, las narco-guerrillas comunistas en Colombia, y todos aquellos grupos o individuos que han cometido o cometen actos terroristas repudiados por la comunidad democrática internacional; pero a quienes hasta el momento, el régimen totalitario no los ha condenado como terroristas.

1.2) Cesar de ofrecer refugio y expulsar inmediatamente a todos los delincuentes, criminales o terroristas que residen en el país acusados en sus naciones o por la comunidad internacional. Conceder con urgencia la extradición de todos los que han sido solicitados.

1.3) Solicitar públicamente el perdón a toda América Latina y cualquier otro territorio afectado por la preparación, financiamiento, apoyo y entrenamiento de grupos armados.

1,4) Solicitar públicamente el perdón a todas las familias cubanas que sufrieron la muerte de algún familiar, en las acciones armadas interventoras en cualquier parte del mundo, como Angola por ejemplo. Igualmente solicitar perdón a los cubanos y extranjeros, que de una u otra forma fueron víctimas de esas intervenciones.

1.5) Priorizar como parte de las políticas de seguridad y defensa nacional la protección civil ante desastres naturales; igualmente incluir la lucha implacable y efectiva contra el narcotráfico, terrorismo, crimen organizado, tráfico ilegal de personas, la violencia y la corrupción.

 

2- Integrar al país dentro de los organismos de la comunidad democrática internacional comenzando por la O.E.A. y todos aquellos organismos, entidades, pactos, acuerdos, tratados, alianzas, etc, que permitan incluir al país dentro de la comunidad de naciones con gobiernos democráticos que buscan el progreso verdadero de sus respectivos pueblos.

2.1- Impulsar acciones profundas que fortalezcan la eficacia de la O.E.A.

 

3- Apoyar y trabajar profundamente por la integración regional bajo el principio invariable de respeto a los derechos humanos, la defensa de la democracia, la libertad y el estado de derecho como primordiales garantes del desarrollo y estabilidad en la integración.

 

4-Cambiar la política exterior del régimen, caracterizada por apoyar las dictaduras emergentes en América Latina o dictadores en cualquier parte del mundo; por ejemplo a los dictadores de Irán, Corea del Norte etc. Creando en muchas ocasiones, como en el caso de la relación con la dictadura en Venezuela, dependencia económica y política de la nación hacia gobernantes con una conducta antidemocrática. Ello compromete la dignidad de la patria en todo sentido, y atenta contra la independencia y soberanía nacional. Los cubanos no apoyan dictaduras porque la estamos padeciendo hace más de medio siglo. Todas las dictaduras son iguales, no importa su  color político.

 

 

5- Articular responsablemente la salida de Cuba del ALBA, porque constituye un grupo promotor de caudillos “populistoides”, conformado por dictadores emergentes o consagrados, capaces de apoyar a gobernantes que masacran a su propio pueblo, como hacen en el caso del dictador sirio Al-Assad y otros. La mayoría de esos gobernantes miembros del ALBA, aunque llegaron al poder por vía electoral, son antidemocráticos y no poseen propuestas serias o efectivas para el desarrollo. Mucho menos promoverían iniciativas que permitan a Cuba progresar, ni alcanzar la democracia, tampoco consolidarla, en sus propios países la han deteriorado salvajemente. Se caracterizan incluso por ser enemigos públicos de una Cuba democrática.

 

6- Promover mediante la integración regional una América Unida, igualmente relaciones cordiales y amistosas con todo el planeta sin que ello implique, en ningún caso, renunciar a la defensa y promoción de los principios y valores básicos: democracia, libertad, respeto a los derechos humanos y estado de derecho. Así mismo debe cambiarse la conducta común del régimen castrista similar a la sanguijuela, comprometiéndose el estado cubano a no intervenir en los asuntos internos de otros estados; ni chulear, o saquear los recursos de naciones extranjeras, como el petróleo en el caso de Venezuela

7- Impulsar la consolidación de la C.E.LA.C., promoviendo la creación de una cláusula democrática que establezca las normas y requisitos democráticos que deben cumplir, promover, defender y respetar todos los gobiernos de las naciones que conforman esta iniciativa de integración.

7.1) Impedir el secuestro, por algunos sectores del fundamentalismo ideológico “cavernícola”, de esta iniciativa integracionista; específicamente ante los intentos de dominación desplegados por los cabecillas “neocomunistas”, “populistoides” y antidemocráticos en la región.

7.2) Fomentar acciones concretas que posibiliten avanzar en la integración y no quedarse únicamente en enunciados, discursos y declaraciones.

7.3) Estimular dentro de la C.E.LA.C., el avance hacia un acuerdo regional de libre comercio, libre flujo de ciudadanos, una moneda común y otras estrategias para fortalecer la integración, cuya base indispensable será la solidez de la democracia en los estados miembros. Además crear un programa regional eficaz contra el analfabetismo, la pobreza, garantizar la atención médica a los más desfavorecidos; así mismo un mecanismo responsable y efectivo para combatir regionalmente el tráfico ilegal de personas, narcotráfico, crimen organizado y el terrorismo. Esta arquitectura integracionista puede resultar efectiva si comienza a realizar acciones específicas y se conduce positivamente. El tema de la democracia, los derechos humanos y las libertades fundamentales son cruciales para su éxito pues de no ser así, las bases serán frágiles y pudiera fácilmente caer en otro intento infructuoso. La presidencia de la C.E.LA.C., entregada al dictador Raúl Castro es un lamentable mal augurio, puesto que este militar sin academia, no está en el poder por elección popular si no por herencia consanguínea, como las dinastías. Además posee un enorme historial de violaciones a los derechos humanos e irrespeto a la democracia. Ha promovido dentro de Cuba la agudización del estalinismo en  un “salvajismo económico centralizado”, para permanecer en el poder junto a su familia y favorecer a la cúpula militar que lo protege, quienes se han convertido en una privilegiada “casta empresarial con uniforme verde olivo”  y “oligarcas rojos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: