La verdad tiene pruebas

13 Ago

La inexistencia del respeto a los derechos se puede esconder, pero en algún momento la evidencia surge. La dinastía en Cuba, durante todo su  infernal reinado, ha intentado ocultar su sistemática violación a los derechos del ciudadano. Sin embargo, esa realidad se demuestra cuando en Cuba sólo el régimen y sus tentáculos pueden emitir declaraciones o pronunciarse. Nadie imagina una manifestación voluntaria y espontánea de la ciudadanía ni siquiera para solidarizarse con la dictadura de Maduro en Venezuela. Para que tal cosa ocurra, desde las alturas del poder debe llegar la orden. Además la maquinaria de control represivo es quién ordena, controla, organiza y determina todo. El ciudadano no puede tener iniciativa de ningún tipo ni siquiera para apoyar al tirano. Eso en una dictadura es impensable, pues constituye una amenaza para el totalitarismo.

 

Por estos días, ante el conflicto en Gaza por ejemplo, a diferencia del resto del mundo, en Cuba no se han producido manifestaciones de ciudadanos que desearan expresarse. Otro caso, para sólo citar algunos, es el de la comunidad LGBT que recibe órdenes de la Emperatriz: Mariela Castro, hija de su padre y sobrina de su tío. Ella es quién ordena, controla, organiza, manda y dispone absolutamente todo lo relacionado a la comunidad LGBT, desde su “puesto de mando” en el CENESEX. Mediante ella su padre y tío buscan lavar sus homofóbicas barbaries, ante la intelectualidad extranjera sobre todo. Curiosamente la “Emperatriz” no es lesbiana

 

¿A estas alturas del campeonato quién sinceramente apoya a la dinastía? Los gobernantes latinoamericanos suelen estrechar la mano del régimen. Es curioso que eso ocurra cuando ellos han sufrido también dictaduras. Al parecer la bandera ideológica del marxismo-leninismo sobrepasa su dignidad. Pareciera que esos gobernantes apoyan dictaduras siempre y cuando sean marxistas-leninistas. Las dictaduras no tienen color político, son eso: dictaduras, y todas destruyen a los pueblos.

 

¿Por qué cierran los ojos ante el sufrimiento del pueblo cubano? ¿Por qué hacen silencio ante la represión brutal contra la pacífica oposición cubana, que si se manifiesta públicamente a pesar de la crueldad represiva? Lamentablemente, el doble rasero del que acusan a otros, es practicado por varios gobernantes latinoamericanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: