Petro celebrando el día de la Virgen en Cuba

7 Sep

Aún sin quitarse el polvo del camino; pero hermosamente vestido, Petro llegó al templo despavorido para venerar a La Virgen. Al entrar no miró a los lados, ni saludo a sus hermanos. Petro ni siquiera se percató de cuántas personas, al igual que él, se encontraban en la iglesia celebrando el día de la virgen. Sólo atinó a detenerse cuando estuvo frente a la imagen de la Caridad; depositó un ramo de flores ante sus pies y encendió una vela. Entonces, comenzó a conversar con la Virgen del Cobre:

– Madre menos mal que pude llegar. He tenido un día horrible. La olla reina se me volvió a romper; se me acabó la balita del gas, para variar la hornilla eléctrica no funciona. Otra vez tuve que escaparme del trabajo para comprar algo de comida. Sabes que soy un sobreviviente; así que logré servir el plato a la familia; pero imagínate como tengo el bolsillo: ardiendo y pelao. Hoy pensé que no podía llegar. Mi hermano prometió llamar en la tarde; pero ahora mismo fue que pudimos hablar: las líneas están cogestionadas. Ya le dije que me mande oxigeno. Madrecita la cosa está…En fin, aquí estoy porque tú sabes que yo si vengo todos los años y pasó un ratico contigo.

 

Al terminar Petro se dirigió hacia un banco y allí se sentó. A su lado una mujer sonriente lo saluda. Petro casi ni la mira. La mirada insistente de la mujer lo hace sentir  incómodo, por eso intenta levantarse para cambiar de puesto. Sin embargo, ella se lo impide agarrándole la mano. Y mirando a los ojos de Petro dice: – Haz traído un ramo hermoso a La Virgen. Perdona mi intromisión. Quisiera conversar contigo unos minutos. Prometo ser breve; sé que estás agobiado y te sobran razones. Petro, entraste tan apurado que no saludaste a nadie. Me consta que vienes a la iglesia cada 8 de septiembre sin falta. ¿No crees qué pudieras acercarte más? Tú no eres él único; de una manera diferente también otros están lejos. Muchas veces escucho a un sabio catequista decir: Hay quienes vienen a la iglesia siempre; pero son como estos bancos: están todos los días aquí y sin embargo, no se encuentran con Cristo; y no es porque Jesús los olvide, Él nos ama a todos; es que ellos no lo escuchan.  Petro te invito a pensar algunas cosas. ¿Dónde estabas cuándo tu prójimo tenía sed? ¿Alguna vez te enteras cuándo tú prójimo tiene hambre? ¿Cuántas veces has consolado al que llora? ¿Cuántas veces has acariciado al que sufre? ¿Petro qué haces cada vez que te dicen que la fe en Dios es el opio de los pueblos? ¿ Cuándo te has atrevido a decir con fuerza la verdad de que un pueblo que exilia a Dios, que borra a Cristo de ÉL, es y será un pueblo hundido en el peor de los pantanos: el de la miseria espiritual, la pobreza del alma, el aniquilamiento del bien, la destrucción absoluta de los valores? Petro, exiliar a Dios de cualquier sociedad constituye un arma para la destrucción masiva de los pueblos. Al pueblo que le nieguen a Dios es un pueblo muerto. El ateísmo es un invento fabricado por ideas opresivas y fracasadas para subyugar a los pueblos. ¿Cómo puedes ser cristiano, devoto de la Virgen y no atinas ni siquiera a saludar a tú prójimo? ¿Por qué te pones a mirar la astilla que tiene tú prójimo en el ojo, y no te fijas en el tronco que tú tienes en el tuyo? Petro, es hora de salir a las periferias ¿Por qué no sales a predicar la palabra de Dios? ¿Sientes vergüenza de que otros sepan que eres cristiano? Dios nunca pasara de moda porque Él y su amor son eternos.

¿Qué más prueba necesita el mundo si la verdad es la palabra de Dios que se encuentra en las Sagradas Escrituras; las cuáles están llenas de testimonios, pruebas y evidencias?¿ Es poca cosa que Cristo entregara su vida en La Cruz por todos nosotros?  ¿Acaso no es más que suficiente con esa prueba? ¿Para qué Cristo murió si no resucitaría? ¿Si sus palabras eran falsas porque razón Cristo se dejó asesinar?  Petro bautizaste a tus hijos, ¿pero le haz enseñado la palabra de Dios? ¿Cuántas veces los traes a la iglesia? ¿Los has educado en los valores y principios que Dios indica? ¿Los acompañas para que se encuentren con Cristo? ¿Cómo se puede conocer a alguien si no te encuentras con él? ¿Petro, conoces la doctrina social de la iglesia Católica: tú iglesia, la iglesia fundada por Jesús? En tus oraciones también pides por la libertad ¿pero qué haces para ascender a la libertad? Amar la libertad es también una inspiración cristiana; pero si quieres solucionar todos los males que te dañan ¿por qué guardas silencio y te comportas indolente, indiferente, insensible ante tu realidad? ¿Qué haces para cambiar esa realidad? ¿Por qué adoptas la conducta inhumana de los tres monitos: cerrar los ojos, taparte lo oídos y jamás abrir la boca? ¿Cómo puedes callar y mirar a otro lado ante la opresión que sufres tú y el prójimo? ¿Esa es una conducta cristiana? El miedo y la cobardía pueden resultar sinónimos y síntomas de un mismo mal; pero son absolutamente contrarios a cualquier alma cristiana. No tengas miedo: abre tú corazón a Cristo. Sé protagonista de tu propia historia. Petro, levántate, agarra la cruz; carga tú Cruz y sigue a Cristo

 

Petro no resistió más y molesto contestó: ¿Chica y tú quien eres? Entonces aquella mujer desbordando ternura, al oído de Petro susurró:

Hijo mío, Yo  soy la madre de Cristo y por Él también la tuya.

Anuncios

Una respuesta to “Petro celebrando el día de la Virgen en Cuba”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Petro celebrando el día de la Virgen en Cuba | MiCuba - septiembre 7, 2014

    […] Petro celebrando el día de la Virgen en Cuba […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: