América Latina

17 Feb

América Latina no puede ser indolente o cómplice, por callar, ante el horror que sufre el pueblo de Venezuela. Es hora de practicar la solidaridad auténtica. La solidaridad con los pueblos oprimidos no es intromisión en asuntos internos. Los pueblos oprimidos no pueden ser abandonados a su suerte, que siempre será dañina porque los dictadores solo pretenden mantenerse en el poder. Las dictaduras emergentes en América Latina son una amenaza repulsiva y el castro-chavismo de Maduro es un lamentable ejemplo de la destrucción que provocan gobiernos ilegítimos. Mi solidaridad con Venezuela

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: