El camino es a la inversa

2 May

Las reformas económicas no traen cambios políticos. China y Vietnam son ejemplos contundentes para demostrar que la realización de reformas en la economía no ha conducido a la democracia y el respeto a los derechos humanos. Ambas naciones son un ejemplo de cómo supuestas reformas económicas -realizadas por la dictadura- han conducido únicamente a que los dirigentes del partido comunista se conviertan en grandes magnates y dueños de suculentos monopolios, gracias a la práctica del salvajismo económico, donde se paga salarios miserables a los ciudadanos que no tienen sindicatos, ni derecho alguno para protegerse o defenderse, pues viven bajo el yugo de una dictadura horrenda.

 

Por otro lado están los países de Europa del Este, donde la transición hacia la democracia fue conducida por la oposición a los regímenes comunistas. En esa región se demuestra cómo el cambio político verdadero es el que posibilita la salida del desastre económico y no a la inversa. Si bien en los países de Europa del Este los primeros años de la transición fueron complejos se ha demostrado que lograron en primer lugar instaurar la democracia y por ende echar a andar sus economías. Rusia es otro ejemplo claro de lo que ocurre cuando la supuesta transición esta controlada y dirigida por el régimen comunista. Rusia hoy puede intentar parecer que es una democracia, pero no lo es. Todos sus presidentes después de caer la Unión Soviética son antiguos dirigentes del mafioso partido comunista, y el siniestro Putin es un esbirro de la asesina KGB.

 

El régimen castro-estalinista no ha tomado medidas económicas ni siquiera parecidas a la de China, pero, aún cuando lo hiciera, la historia demuestra que es un error afirmar que aperturas económicas provocan cambios políticos. Ese camino está errado porque es a la inversa: la democratización es la que puede conducir al progreso. Algunos afirman que dentro de Cuba promoviendo en alguna medida un empresariado privado, esos empresarios pudieran convertirse en oposición o ayudar a esta. Quienes alegan semejante criterio olvidan que hoy mismo los que en Cuba poseen mayor solvencia económica -ya sea por remesas familiares o por negocios legales o ilegales- son los primeros negados a participar en cuestiones cívicas, se niegan incluso a una acción tan simple como puede ser firmar una petición entre los vecinos para arreglar el bache de una esquina. Esos “desahogados económicamente” tratan por todos los medios posibles de no chocar en lo más mínimo con las autoridades, incluso suelen tener relaciones estrechas con la policía, agentes de la seguridad del estado y funcionarios, pues buscan simpatía con las autoridades para continuar con sus negocios. Esos ciudadanos solventes económicamente, saben que las autoridades cuando les de la gana pueden hacer trizas su negocio y a ellos mismos, así que prefieren tener de su lado al amo. Por consiguiente es profundamente dudoso que alguno de ellos esté dispuesto a arriesgar beneficios económicos para ayudar a su prójimo. Desgraciadamente la solidaridad auténtica hace rato no está de moda en varios ciudadanos dentro de Cuba, pues bajo la ley de la selva los principios y valores se extinguen, no aplican.

 

 

Este lamentable error –o mezquina acción- cometida por Obama, puede ser respondida fácilmente con lo que están expresando los viejos militantes del partido comunista: nuestra única tabla de salvación será los EE. UU. Si los recalcitrantes esbirros de la vieja guardia están afirmando esto en público, ¿cómo será cuando se reúnen en privado? Precisamente en el momento de asfixia total del régimen, Obama aparece como salvavidas para ayudarle a mantenerse en el poder. ¿Será Obama tan estúpido que no se percata? No creo que el mandatario estadounidense sea estúpido. Los cubanos vamos a pagar el intento de Obama por dejar algún legado después de una administración muy cuestionada. Qué pena, pero otra vez el mandatario se equivoca en sus decisiones.

 

Anuncios

Una respuesta to “El camino es a la inversa”

Trackbacks/Pingbacks

  1. El camino es a la inversa | Noticias de mi Tierra - mayo 4, 2015

    […] Via: El camino es a la inversa […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: