Cardenal, oro por usted

13 Jun

Cuando era niño disfrutaba muchísimo los dibujos animados, aunque fuera corto el tiempo, muchas veces estábamos en apagón o Fidel Castro interrumpiera las transmisiones para sus verborreas. No me agotaba que transmitieran una y otra vez los mismos muñequitos. De aquella etapa recuerdo una versión de Los Tres Mosqueteros, donde aparecía una caricatura trascendental en la trama: el Cardenal Richeliu. La historia real de este personaje histórico es polémica, y claro está mucho más amplia que el animado, sin embargo aquel Cardenal de los muñequitos desempeñaba el rol negativo al que siempre vencían los héroes de la fábula. No sé por qué recuerdo al Cardenal Richeliu de aquellos dibujos animados cada vez que mete la pata o miente el Cardenal cubano Jaime Ortega.

 

Soy católico practicante, convencido y militante como dirían fervientes hermanos. Con el Cardenal Ortega no tengo ninguna divergencia en cuestiones de fe, dogma, religión, credo…. pero sí discrepamos en otras cuestiones. Desde hace años han sido erradas varias declaraciones públicas de mi Arzobispo relacionadas con la realidad cubana, en particular sobre la opresión de la dictadura castrista hacia el pueblo.

Hace muy poco me resultó penoso conocer que el Cardenal Jaime Ortega y Alamino mintiera al asegurar que en Cuba ya no existen presos políticos. ¡Le ronca el mango Arzobispo! ¿El Cardenal miente con total conciencia o está desinformado? Cualquiera de las dos variantes es aterradora. Si el Cardenal está desinformado una preocupación enorme surge pues entonces los aires de Príncipe y el olor a Palacio lo han dejado ciego, sordo y mudo. Para curar ese maligno síntoma degenerativo, irreconciliable con un buen Pastor es necesario entonces que el Cardenal intente oler a oveja. Es “raro” que Ortega y Alamino continúe dando su anuencia al fraude que intenta presentar como cambio la dictadura salvaje de la familia Castro, también que su preocupación sobre Cuba se limite únicamente al levantamiento del embargo de los EE.UU. hacia la tiranía. ¿Y el bloqueo cruel, inhumano y degradante del régimen contra todos los derechos de cada cubano no le urge? ¿Por qué el Cardenal no se refiere a las  brutales violaciones a los derechos humanos en Cuba? ¿Por qué Jaime Ortega no actúa y se pronuncia con claridad y firmeza sobre la realidad cubana en todos aquellos ámbitos donde incluso la Doctrina Social de la Iglesia fija posiciones claras? ¿Cardenal, por qué no actúa con firmeza en todo aquello que es realidad en su rebaño y la dictadura es culpable? Es curioso el comentario de Ortega durante una entrevista publicada en la revista Palabra Nueva del mes de marzo 2015, donde narra una conversación sostenida con el entonces Cardenal Bergoglio antes de ser electo Papa. Allí en un fragmento dice:

(…)Esos cambios hubiéramos querido hacerlos con nuestra gente que estudió Doctrina Social de la Iglesia en nuestras universidades, pero no fue así, fueron hechos por Hugo Chávez, Evo Morales, los Kirchner, Lula da Silva, Rafael Correa, Daniel Ortega, todos con una inspiración que viene desde atrás, de la Revolución Cubana de Fidel Castro (…)

 

 

Cardenal, tiene idea de lo que está ocurriendo en esas naciones, los retrocesos democráticos, el caos económico, la muerte aún no esclarecida de Alberto Nisman, los escándalos de corrupción, las acusaciones de tráfico de influencias, los presos políticos, la represión, el atropello y ataque a la libertad de prensa, el aniquilamiento del Estado de Derecho. ¡Por favor Cardenal! ¿Y por qué jamás se ha pronunciado sobre las propuestas del Proyecto Varela, por qué jamás se ha pronunciado sobre las propuestas de la oposición cubana? ¿En Cuba quién ha podido en la universidad o cualquier otro nivel educativo estudiar Doctrina Social de la Iglesia? ¡Por favor Cardenal! ¿Cuál es la Revolución de Fidel Castro: la dictadura más longeva de la historia? ¿A una dictadura criminal y salvaje el Cardenal cubano le llama “revolución”?

 

Arzobispo, sería bueno que usted supiera algo: dentro de Cuba existe una oposición pacífica organizada. Dentro de la patria hay cubanos sufriendo patadas, golpes, cárcel, detenciones, represión salvaje por defender y promover los derechos humanos, por luchar de manera pacífica todos los días para que Cuba transite hacia la democracia. ¿Usted está desinformado? Por su mentira al afirmar que en Cuba ya no hay presos políticos solo puedo sentir repulsión. ¿En Cuba no hay presos políticos? No es por gusto entonces que escuchara hace poco a un ciudadano decir:- Hay que tener gandinga. Caridad Diego debe estar asustada, Jaime Ortega al ritmo que va le tumba el puesto atendiendo los asuntos religiosos en el comité central del criminal partido comunista de Cuba-.

 

Cardenal, Dios le bendiga y lo perdone. También que Dios me perdone, por mi rechazo a su mentirosa declaración. Arzobispo, ore por mí -lo necesito- y también por todo su pueblo. Yo siempre lo incluyo a usted en mis oraciones, sin olvidar que soy un pecador, soy una insignificante criatura ante la grandeza de  usted: un ministro de Dios, bendecido y llamado por ÉL. Ah… y recuerde: su rebaño sufre bajo el yugo de una dictadura salvaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: