A quién pueda interesar

23 Nov

Pensar en servir al otro a veces puede ser ‘inconveniente’ si se tiene en cuenta cualquier otra cosa y no primordialmente el bien del prójimo, el amor a tu semejante.

 Los cubanos varados en Costa Rica son seres humanos que buscan cambiar su vida, ofrecerles a sus hijos un destino mejor, ayudar a sus familias a servir un modesto plato de comida. En cada cubano varado en Costa Rica hay, en sí mismo y detrás del, una madre desesperada, hijos preocupados, hermanos nerviosos, hay familias atentas a la suerte de los suyos, rezando para que el amor se imponga y no el odio o la incomprensión, mucho menos la discriminación.

 Pareciera raro y contradictorio referirse a la “hermandad latinoamericana” y simultáneamente emplear la fuerza, lanzar gases lacrimógenos, impedir el paso, imponernos fronteras, nosotros los latinoamericanos. Los hermanos no se maltratan.

 ¿Es coherente que Daniel Ortega admire a los cubanos y sin embargo mediante métodos no amorosos les impida transitar por territorio nicaragüense?

 Pareciera raro hablar de la Patria grande latinoamericana mientras en ella unos consideren a otros ‘ilegales’ o merecedores de un trato incoherente con aquel que corresponde a los hermanos cuando se aprecian y respetan, cuando se aman.

 Parece que el entusiasmo de algunos fuera de Cuba con supuestas reformas e hipotéticos cambios en mi país difiere de la percepción ciudadana en la tierra de Martí. Pareciera que los supuestos cambios y reformas en mi patria están en algún marketing, pero no en la realidad de esos cubanos que otra vez como una ola huyen de la desesperanza. Pareciera que no hay esperanza, o que no funciona ya vender falsa esperanza porque los individuos pueden percatarse de la estafa.

 ¿Por qué ven otros lo que tantos cubanos en Cuba no observan? ¿Qué sentido tendría percibir mejoras, sentir cambios y reformas y aún así arriesgar la vida, huir? ¿Se equivocó alguien si mediante algún tipo de nueva relación con quienes ocupan el poder en Cuba pretendió apaciguar una estampida de cubanos deseosos por trabajar y prosperar en una atmósfera de libertad?

 Mis compatriotas varados en Costa Rica buscan realizar un sueño y por alguna profunda razón han decidido arriesgar su vida para alcanzarlo fuera de Cuba.

 A ustedes, importantes miembros de las delegaciones que se reunirán para consensuar la suerte de mis compatriotas, les ruego que no coordinen el bloqueo a los sueños de aquellos cubanos. No dañan a nadie los deseos de libertad, prosperidad, de trabajar por un futuro mejor para la familia.

 Soy un insignificante joven cubano sin poder alguno, por eso rezo para que mis hermanos cubanos no sean afectados por una indeseable desunión latinoamericana. A ustedes, ministros y representantes de gobiernos latinos, les pido que ofrezcan a mis hermanos el trato y las oportunidades que desearían para sus ciudadanos.

 Hermanos si, ‘ilegales’ no.

Dios bendiga a todos.

Yuslier Lazo Saavedra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: