El silencio antecede al Congreso comunista

10 Abr

Con un timbre de voz que sugiere disfonía, apareció el dictador Fidel Castro en la televisión cubana alrededor de las 8:30 p.m., el jueves 7 de abril. La grabación transmitida por el noticiero nacional corresponde a la visita que realizara Castro I a una escuela de La Habana. ¿Para dinamizar los días previos al próximo y hermético cónclave estalinista? Algunos sugieren que también forma parte del proyecto para ensalzar a Castro I en su 90 aniversario, y además combatir la resaca popular después de la visita de Obama. Parece mercadeo socialista.

No obstante, un silencio semejante al de los sepulcros es, hasta el momento, la antesala del próximo Congreso del Partido Comunista de Cuba (P.C.C). En los medios de comunicación nacionales (todos órganos de propaganda de dicho partido) es notable la ausencia de los mensajes propagandísticos que deberían acompañar al evento. Por aquel, y otros motivos, surgen múltiples interpretaciones sobre qué está pasando, si quizás aplazan el Congreso, o si hay “contradicciones internas”… a pesar de que no es visible ningún espacio en el P.C.C para “manifestar contradicciones”. ¿Algún militante, o cuadro del Comité Central, le plantea al ocupante del trono cuándo debe realizarse el magno evento estalinista? Tal “osadía” no parece posible. Quizás ello ocurriría cuando alguien pregunte también por el número de veces que,  ocupando Fidel Castro el poder, Cuba votó en la ONU para condenar a Videla; o  por ejemplo, cuando algún militante exprese sus interrogantes, relacionadas con otras posturas amables del propietario de la revolución cubana y el gran enemigo de muchísimos argentinos amigos del castrismo.

Por cierto, ¿cómo y desde cuándo se eligió el actual Comité Central del P.C.C?

Pese a tantos misterios en la organización comunista, es tangible que el partido se congrega por séptima vez abarrotado de incumplimientos, y nadie sabe para anunciar qué, o revisar cuáles avances; aunque muchos esperamos las letanías de siempre; algunas “autocriticas socialistas”, y…todo lo acostumbrado. ¿Alguna nueva venta de falsa esperanza?, pudiera ser; pero será muy difícil volver a estafar con ese mercadeo ya gastado. ¿Qué esperanza puede vender el régimen esta vez?

Sin embargo, cómo llamarle a aquel anuncio de Raúl Castro cuando afirmó que en el 2018 “abandonaría el poder”. ¿Abandonará Castro II su cargo como primer Secretario del P.C.C? Si antes del 2018 esa renuncia no ocurre, entonces el Sultán que ocupa el trono continuará en el poder. En Cuba el texto denominado Constitución, inspirado y copiado de la “constitucionalidad” estalinista, establece en el Artículo 5:

 

“El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”

Raúl Castro verdaderamente abandonaría el trono si no ocupa ninguna responsabilidad oficial o informal, en ninguno de los espacios de poder que existen o subyacen en todo régimen totalitario. Y si además la descendencia dinástica permanece lejos del verdadero poder; lo cual no se vislumbra pues especialmente dos de los hijos del General se muestran muy interesados en la sucesión.

¿Para qué servirá el Congreso del estalinismo tropical?

Mientras tanto, los cubanos continuamos bajo el yugo de una opresión intacta, y soñando, y preguntándonos si la sucesión para el 2018 ya fue dialogada, ¿quizás entre Roma, Washington y La Habana?

Ojalá en Cuba tengamos una amorosa transición y no ese traspaso del mando que caracteriza a toda monarquía absoluta. Si algo no necesita el pueblo cubano es precisamente un trono, o la continuidad del apellido Castro en el poder.

¿A quién servirá el VII Congreso del estalinismo caribeño?

 

Anuncios

Una respuesta to “El silencio antecede al Congreso comunista”

  1. justinoreneemorales abril 10, 2016 a 3:17 pm #

    Señores, si hay un hombre en mi pueblo, La Salud, que le cuelgan es el joven bloguero Yuslier en este brillante y elocuente artículo sobre lo que se puede estar cocinando, si es que no está ya más que cocinado, sobre el tan silencioso Congreso comunista del Castrismo_Dinastía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: