Confesión de un simple mortal

5 Jun

¿Hacia dónde ir?, ¿cuál será el mejor camino?, preguntas así a veces surgen en quienes anhelan, con decoro, enrumbarse en paz a la libertad y el bienestar. El camino se construye, y el destino puede ser aquel que fue construido. Y nada de ello es fácil, pero sí es posible.

Pensar a Cuba es importante y construirla también. Desde la pequeñez de todo mortal, y con el significativo grano de mostaza de quienes aspiran a que la patria sea casa de todos sus hijos, hay un sano y bendito germen para edificar los cimientos y sustituir la destrucción por obras amorosas. Hay tanta responsabilidad en la libertad que algunos prefieren esperar a ésta, y no engendrarla; evitando así vivenciar algo semejante a aquello que con sus propias manos crea el alfarero.Puede ser mañana también, como fue antes y es hoy, cuando algunos eviten asemejarse a un alfarero. Pero dejando el espacio vacío se entrega ancha avenida a las víboras que con rapidez inundan los sitios y fabrican sus nidos. Después, criticar, y tan sólo quejarse, pudiese no ser un remedio.

¿Qué imagino para Cuba? Sería una larga lista. Sueño con ese instante donde en cualquier lugar, con cualquier volumen y en cualquier momento, dos personas que piensen diferente puedan dialogar, o discutir intensamente, y al terminar, incluso manteniendo las divergencias, puedan abrazarse y beber juntos un café. Y que en ningún caso ello traiga consecuencias: palos, arrestos, humillaciones…Sueño con el día en que pensar a Cuba y corresponder a ese pensamiento no sea “pecado”. Sueño con aquella bendita hora donde los cubanos todos celebremos la bendición de tener una República libre y democrática; donde los padres puedan elegir el tipo de educación que desean para sus hijos; donde no se tergiversen los conceptos de patria, patriotismo, civismo, cultura, tradiciones, principios, cubanìdad, confundiéndolos a todos ellos con ideología, partido político, dictadura o idolatría a dictadores. Pienso a Cuba sin dictaduras. Imagino el día en que no sea un delito el ingenio intrínseco en cada cubano, el indomable espíritu emprendedor de cada individuo. Sueño con cubanos libres, que tengan desamarradas todas las ataduras que le impiden desarrollar sus iniciativas y ser exitosos. Sí, deseo un país de personas exitosas, como lo es toda aquella que gracias a su trabajo honrado, ingenio y talento, puede satisfacer sus necesidades elementales. Quiero ciudadanos emancipados porque ejercen sus derechos y le son respetados y no esperan por actos de magia, y con amorosas obras manifiestan su indignación ante la injusticia. Deseo cubanos que correspondan, con obra, pensamiento y sin omisiones, a esa primera ley pretendida por Martí para la República que no tenemos: el culto a la dignidad plena del hombre.Sin derechos no hay dignidad posible. Cuando no se tiene la libertad, se vive en la indignidad. Sueño que los cubanos ejercemos nuestro derecho a elegir.

Anhelo desde mi absoluta insignificancia que un día a cada cubano, cuando desde otras tierras llegue a Cuba, se le reciba diciéndole: ¡Bienvenido a casa!

Sueño con una nación donde no quepa el odio y abunde la justicia, la paz, el orgullo de haber nacido en nuestro archipiélago; donde se exilie la angustia y se siembre prosperidad en todas partes. Imagino un país donde la libertad no sea un sueño, y gozarla, poseerla, sostenerla, no constituya algo peor a una pesadilla. Y sueño más, pero es una larga relatoría.

No soy culpable de haber nacido en Cuba, aunque sí responsable de amarla con locura y desde la raíz. Escribió Dulce María Loynaz: …” quien no pone el alma de raíz se seca”.

En Cuba estoy, a ella me debo. Servir amorosamente a la patria-madre que llora es un altísimo honor al que un hijo no renuncia. ¡Bendito sea Dios por permitirme tan dulcísima cruz!

Quiero que Cuba resucite. Y nadie resucita esclavo, sino libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: