Comedia trágica

29 Jun

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora que el castrismo está consolidando el capitalismo de Estado, -quiero decir… aquel salvajismo cruel donde unos cerdos (no digo cerdos por ofensa, sino por los personajes de Rebelión en la Granja, la novela de Orwell) se apoderan de todo y “defendiendo” al “proletariado” se convierten en todo lo “malo” que decían eran los otros- algo ha venido a suceder para mal del proceso mediante el cual la revolución socialista busca consolidar el capitalismo de Estado de la dinastía castrista. Sí, me voy a referir a una payasada, o una trágica comedia, o una burrada, o un disparate, o una honestísima e inteligente declaración, o… lo que desee interpretar cada quien.¿De qué se trata? Me refiero a una reciente entrevista que ofreciera Juan de la Caridad García: el nuevo Arzobispo de  la Arquidiócesis de La Habana.

Debo confesar mi “sorpresa” como joven laico de la Arquidiócesis de La Habana. Y no digo asombro, sino sorpresa y entre comillas. Resulta que mi Arzobispo explicó en una entrevista con la AP, que no quiere que en Cuba “haya un capitalismo ni nada por el estilo, sino que el socialismo progrese” para ir “hacia adelante en una sociedad justa y equilibrada y de hermandad”

Ante esas palabras me surgen algunas preguntas, como el notable tronco de yuca que soy. ¿A qué se refiere con “un capitalismo” el Arzobispo? ¿Desea Juan que en Cuba haya dos, tres, cuatro…capitalismos? ¿Qué entiende el Obispo como capitalismo? ¿Cuál es el socialismo próspero? ¿A qué le llama socialismo? Por otro lado me “sorprende” de la Caridad García por lo “imparcial” y “apolítico”de sus palabras, dado que así  dicen la mayoría de,  todos, los obispos cubanos -incluyendo al camarada Cardenal Jaime Ortega- es como debe ser la Iglesia: “imparcial” y “apolítica”.

Compañeros, proletarios, camaradas todos: pienso que semejante declaración de mi Arzobispo en estos momentos es un acto contrarrevolucionario aunque Juan de la Caridad exprese algo similar a lo que dijo Fidel Castro después de una de las tantas rectificaciones: ¡Ahora si vamos a construir el socialismo! Trataré de explicarme mejor. Si resulta que el socialismo es la fase intermedia para llegar al comunismo – eso aprendí en la escuela, desde la primaria- con sus palabras Juan de la Caridad opta por el camino al comunismo, y eso es un acto contrarrevolucionario compañeros porque en estos momentos la revolución está enfrascada en construir el capitalismo de Estado.

Digo lo mismo que Juan en sus palabras a la AP: “No se puede vivir en el pasado”. Compañero Obispo, ahora lo que necesita la revolución es otra cosa y hay que estar donde la revolución nos necesite. El socialismo ya es cosa del pasado.¿Juan de la Caridad no conoce sobre la pasarela de Channel en el Prado, la visita de las hermanas Kardashian…etc.? ¿Esas visitas tienen “estilo” socialista?

En cuanto a eso de que “el socialismo progrese” para ir “hacia adelante en una sociedad justa y equilibrada y de hermandad” tengo mis dudas…que “el socialismo progrese”, para continuar golpeando a las Damas de blanco a la salida de la iglesia en Santa Rita, o para no dejarlas salir de su sede; o “hacia adelante…” para que ningún cubano en su patria prospere ni pueda invertir, ni crear empresas ni salir,honesta y legalmente, de la  miseria; que “el socialismo progrese” para que los escuálidos, apátridas, mercenarios, agentes de la CIA que deseen democracia para Cuba sigan siendo cruelmente reprimidos, mientras la jerarquía católica o protestante cubana calla; “hacia adelante…” para que la juventud cubana prefiera morir en la selva o ahogada en el mar o asesinada por algún traficante de persona antes de vivir en Cuba, porque en su propio país no tiene futuro ni presente; que el “socialismo progrese” para que la familia cubana siga dividida, para que los padres jamás puedan escoger el tipo de educación que desean para sus hijos, para que los trabajadores sigan recibiendo un salario miserable y no tengan cómo defender y ejercer sus derechos y sigan preguntándose: ¿ el que trabaja de qué vive?, para que los jubilados y pensionados ante sus jubilaciones y pensiones sigan preguntándose: ¿ y cómo vivo, qué cómo, qué medicinas puedo comprar?; que “el socialismo progrese” para que la tierra en Cuba siga siendo improductiva, para que los niños mayores de siete años no tengan derecho a tomarse un vaso de leche, y el que se tomaron hasta los siete era agua embarrada de leche; “hacia adelante…” para que los profesionales de la medicina para comer necesiten que el paciente junto a los :”buenos días”, les entregue un regalito; que “el socialismo progrese” para que se note cada vez más en toda Cuba la calidad de la educación cubana: un sistema de enseñanza donde a finales del curso 2014-2015 pruebas de ingreso a la universidad redactadas por el ministerio de educación llegaron a la mesa de los estudiantes con errores de contenido, donde un alumno puede decir que Martí participó en el asalto al cuartel Moncada…Ah y por supuesto un sistema de enseñanza dónde no se compran y venden exámenes, no se alteran las notas, no hay fraude…y obligatoriamente no se grita todas las mañanas en formación militar: Pioneros por el comunismo: Seremos como el Che. Si, como el pacifista Ernesto Guevara.

Hay más razones para querer que“el socialismo progrese” y así ir “hacia adelante…”, pero sería una infinita lista. No sé si el Evangelio, el Catecismo, o la Doctrina Social de la Iglesia, sufrieron modificaciones. No obstante, entre otras aclaraciones, calificaciones y precisiones sobre el socialismo, el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia dice en el número 92 (…)”Con la encíclica “DiviniRedemptoris”, sobre el comunismo ateo y sobre la doctrina social cristiana Pío XI criticó de modo sistemático el comunismo, definido “intrínsecamente malo”(…)

Gracias a Dios lo único que yo busco en la Iglesia es a Dios mismo.

Anuncios

Una respuesta to “Comedia trágica”

  1. Anónimo junio 29, 2016 a 11:00 pm #

    La cita completa:

    “El comunismo es intrínsecamente malo, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, en terreno alguno, los que quieren salvar de la ruina la civilización cristiana. Y si algunos, inducidos al error, cooperasen al establecimiento del comunismo en sus propios países, serán los primeros en pagar el castigo de su error; y cuanto más antigua y luminosa es la civilización creada por el cristianismo en las naciones en que el comunismo logre penetrar, tanto mayor será la devastación que en ellas ejercerá el odio del ateísmo comunista”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: