Mi arroz con mango o ajiaco íntimo

Hay cuestiones sobre las que nunca desearía escribir, y preguntas que preferiría no hacerme. Sin embargo, esconder la cabeza como el avestruz y no admitir realidades no es una opción. Hoy varios sucesos me torpedeaban, pero decidí referirme a tres:

1-Ya siento, como cualquier otro cubano, la agudización de la crisis en Cuba. El castro-comunismo sólo ofrece al pueblo malas noticias, cuestiones negativas, y crisis. El responsable de la desgracia nacional es el mismo régimen que algunos han llamado, o llaman, “reformista”; el responsable es el mismo dictador que han catalogado como “pragmático presidente”.

Me resulta curioso que durante estos días de incertidumbre en Cubano encuentro, por ejemplo, información gubernamental sobre los motivos para destituir al Ministro de Cultura, ni he podido leer indagaciones periodísticas sobre esa y otras destituciones. Y por otra parte sigo sin comprender qué hace a Marino Murillo parecer un funcionario “pragmático”. ¿Murillo es pragmático?

2-También retorna a mi mente la situación de los cubanos varados en cualquier sitio de Latinoamérica, al ser bloqueado su andar por gobiernos latinos que levantan muros y simultáneamente se oponen a la construcción de un muro entre la frontera de México y E.E.U.U.

El gobierno de Ecuador no dudó en utilizar la fuerza y deportar a los cubanos que se encontraban en su territorio. Las autoridades ecuatorianas también “argumentaron” que los deportados estaban en una situación migratoria irregular. ¿Por qué parecería sincero un gobierno que critica la deportación de indocumentados cuando ocurre en el norte del continente con otros ciudadanos latinoamericanos, mientras deporta a los cubanos y actúa de la misma manera que critica? Lo peor es que el extenso muro levantado en América Latina contra la migración cubana no sólo es impuesto por el frustrado candidato a dictador con inclinaciones bufonescas: Rafael Correa.

3- Quizás la siguiente pregunta no debería existir: ¿Se puede dialogar con el terrorismo? Otra vez Francia fue víctima de un repugnante acto terrorista; y no sólo es en Francia, ocurre en cualquier sitio y latitud. El terrorismo asesina a los seres humanos. Las masacres son condenadas y hay solidaridad, pero todavía no escucho sugerencias de algún organismo internacional, o gobierno, para combatir el terrorismo y acabar con los grupos terroristas.

Hay preguntas que necesitan respuestas. Hay respuestas y preguntas que no son “populares”. Hay ocasiones en que el “rating” de responsabilidad debería importar más que el efímero “rating de popularidad”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulos, Una nueva cuba y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s