Tag Archives: petro

Petro y Petunia y estampas

21 May

Querida Petunia:
“Adiós felicidad”, esa pieza musical que interpretaba Bola de Nieve es la que escucho mientras te escribo. Con el permiso de Bola, así se llama el disco y es una exquisitez interpretada por Pancho Céspedes con Gonzalito Rubalcaba al piano. Petunia…tienes que escucharlo.
“Adiós felicidad casi no te conocí, pasaste indiferente sin pensar en mi sufrir. Todo mi empeño fue en vano, no quisiste estar conmigo y ahora me queda más honda está sensación de vacío. Adiós felicidad… casi no te conocí, pasaste indiferente sin querer nada de mí. Pero tal vez llegue el día en que pueda retenerte… mientras, con la esperanza de ese día he de vivir…Adiós felicidad.”
Petunia, suena muy bien, tanto que no he dejado de pensar en ti. Tengo tu imagen tatuada en cada neurona –las pocas que me van quedando-. Si pudiéramos escuchar juntos la pieza musical estaría besándote toda la noche, mientras llueve. Para escuchar juntos este tema no puede haber tanto calor. ¡Qué vapor Dios mío! Y esta mosca que no me deja en paz. Cuando oigas esa sonoridad, esa voz, pensarás en mí. Seguramente me pedirías que no cante más porque parezco una rana croando. Estoy otra vez cautivado con la canción.
“Adiós felicidad… casi no te conocí, pasaste indiferente sin querer nada de mí. Pero tal vez llegue el día en que pueda retenerte… mientras, con la esperanza de ese día he de vivir…Adiós felicidad…”

Sigue leyendo

Petro, el yo extinguido, y las orugas en el espejo

12 Mar

Petro un día despertó sin bostezos. Y notó que siempre hablaba en plural. También, por primera vez, pudo percatarse que con sus vecinos ocurría lo mismo. Nunca antes se había preguntado por la intervención del nosotros en su vocabulario. Este hallazgo no fue la causa de que se sintiera como una cucaracha, sino descubrir que como tal se había comportado y así lo trataban y trataba él a los otros. ¿Hasta en este instante en el que se devela lo inaudito? Petro ya despierto se enredó en una pesadilla. Después de tanto tiempo todo se había esclarecido y, a veces, tanta refulgencia puede dejar turulato al individuo. Tal revelación jamás sería la gran noticia, pero lo cierto era que el singular ya había desparecido, y fue extinguido no por el plural, sino por la acción colectiva, aunque inducida por individuos, para desaparecer al individuo mismo y solamente favorecer a un mortal.

Seguir leyendo

https://yuslier.wordpress.com/?page_id=1056&preview=true

Petro y Emeregida

26 Feb

-No hay nada más importante que la familia- dijo Petro cabizbajo. -Cuando se esfuman las ilusiones y todo ha perdido sentido, es cuando a veces algunos notan que no hay nada más importante. Te rodean muchas cosas y la vida es rara, pero adentro, despojando de ornamentos la verdad, rompiendo la cáscara, puedo notarlo: no hay nada más importante que la familia. Lo demás siempre es corto, estrecho, aunque parezca valioso y haga falta. Nada es más importante que los besos de tu familia, el abrazo tuyo a la familia. Mirarás a un lado y a otro, encontrarás rumbos, colmarás virtudes que sólo a veces lo son…y quizás no lo notes y la vida pase, pero lo más importante es la familia. No habrá lagrimas más amargas, ni llanto más terrible aunque sea silencioso, no habrá sonido más triste que el suspiro de una despedida. La familia es muy importante: al final, al principio, y después y antes, es lo valioso, junto a los amigos verdaderos. Perdona si te parezco loco.

Emeregida escuchaba a Petro, pero deseando que terminara de pronunciar el último fonema para levantarse. Agarró el abrigo mientras caminaba y después de irse la puerta permaneció abierta.

-No lo entiendes aún.Quizás no lo comprendas jamás. No sé exactamente cuándo fue el instante en que lo aprendí. Espero que no lo aprendas tarde. Ojalá pronto, a tiempo, estas palabras dejen de parecerte la cursilería de un culebrón.

Emeregida ya no estaba allí. Parece que huyendo del frío se alejó muy rápido y otra vez no escuchó. Tampoco oye cuando está cerca.

Petro volvió a gritarlo:

Escena mediocre

29 Ene

(En algún lugar, cuyo nombre es mejor ni saber porque todo el mundo lo conoce. Petro no está sentado. Petro no ha fumado, ni fumará. Petro es un tipo sin tabaco)

Petro: Además de esclavo, también tengo que ser más estúpido.¿No basta con parecer un bicho mutante, en una jaula apestosa, saturada de cerebros mediocres, pensamientos asquerosos, vidas putrefactas… y abundancia de estupideces?  (Pausa) ¡Y esta mosca posándose en mi cabeza! ¡Ay coño! (Transición) No me da la gana. No me da la gana. No me da la gana. No quiero. No me da la gana. (Transición) ¡Qué feo todo! ¡Ay,qué horror! Feo los cerebros, y cerebros con neuronas paralíticas; hablan feo, visten horrible, y no piensan. Y como no piensan, ¿qué carajo van hablar? ¡Ay qué horror!  Esto es una cloaca.

Esmeregida: (Terminando de lavarse la cara) Vomita en el hueco.

Petro: ¿Y tú crees que se te quitará el tufo lavándote la cara? No voy a vomitar. Si vomito por cada cosa asquerosa de esta cloaca, me deshidrato. No me da la gana. ¡Ay, qué horror! Mejor enjuágate el cerebro para que no te infestes. Es un síndrome contagioso, se propaga. ¿Luz? ¿Qué luz? Esmeregida, si no funciona la neurona, no funciona el cerebro, ¿qué luz van a tener? ¿Un apagón neuronal proyecta luz? Te contagiaste. Hueles a gorgojo.

Esmeregida: Apaga la luz cuando te duermas.

Petro: ¿Y en esta cloaca alguna vez se estuvo despierto? ¿Quieres más oscuridad? ¿Qué luz hay en una cloaca, Esmeregida? (Pausa) ¡Ay esta mosca, coño!

Esmeregida: Estás paranoico.

Petro: Loco hay que estar para seguir cuerdo en esta cloaca asquerosa. ¡Ay, qué horror! Los únicos cuerdos aquí son quienes parezcan locos. En una cloaca el loco está cuerdo y la cordura es cosa de locos.(Transición) ¡Ay, que feo lo hacen todo!

Esmeregida: Petro,apaga la vela, duérmete y mañana se te quitará el mareo. Estás muy mareado.

Petro: Quiero orinar.

Esmeregida: Aguanta un poquito y orina en el mismo huecopara que al menos cambie la peste. Estamos en una cloaca.

Petro: ¿Cómo una cucaracha?

Petro, Petunia y un jazz salvador

11 Dic

-Cuando cantes un bolero podrás borrar el aburrimiento y extinguir el mismo tema que de tan recurrente agobia- dijo Petunia mientras Petro casi no alcanzaba a notar la luz. Quizás si la esperanza peregrina por una rendija estrecha, no siempre hay luz, ni buen ánimo.

Petunia debió acariciar a Petro en medio de un grito silencioso; después de verle llorar, a veces por la alegría incontenible, otras por la certeza que causa mirar a todas partes y encontrar la fetidez de la indiferencia, el horror de la ignorancia, la sumisión de los esclavos… Petro, atinaba a balbucear sumergido en sus dolores:

-¿Y futuro? ¿Qué futuro? Le zumba el merequetén, percibir la eternidad de un cáncer extendido, con metástasis total y múltiples figuraciones. Le ronca los mameyes vivir resignado y sin futuro, porque no hay futuro así, y cuanto más caminas más se aleja, sigue tan inalcanzable como la línea del horizonte. Navegas y navegas pero la línea del horizonte sigue estando allí, lejos, inalcanzable. ¿Filósofo yo?…las ganas. Lee, lee Petunia, sal de aquí, huye de esta habitación y no mires atrás. Canta tú mientras puedas, no te transfiero más ni una línea de este desánimo y ausencia de optimismo que siento al oler tanta podredumbre. En fin, te quiero, y no me hagas caso, debe ser que hoy el día está nublado, parece que habrá frío.

Petunia comprende todo, incluso intuye más. Acaricia la calva prematura de Petro mientras él no logra contener los suspiros.

-Hay momias que no se embalsaman. Hay momias que se perfuman y le ponen aceites, pero contaminan. Hay momias que dan asco. Escucha la música, lo que suena es jazz, Petro. Terminarás bailando y olvidaremos las figuraciones que enturbian nuestra esperanza. ¡No llores más… cojone! ¡No llores más! Espera, aunque la espera sea como un cáncer, ten calma, la vida también es eso. Escucha el jazz para que no te ahogues.

A %d blogueros les gusta esto: